lunes, 17 de enero de 2011

Hay que remar

3 comentarios:

elisa gulminelli dijo...

o dejarse llevar por la corriente...

MIMOSA dijo...

Vaya! Creo que Elisa me quitó las palabras de la boca.
¡Qué inmenso es el mar!
Abrazos

Torcuato dijo...

Sé lo que está pensando el de la barca.
Un abrazo, pareja.