sábado, 15 de enero de 2011

Sobrevolando

2 comentarios:

elisa gulminelli dijo...

siempre me parece que es posible (y agradable) caminar sobre ellas...

Ernesto y Felisa dijo...

Elisa: es verdad, aunque creo que no es muy legal, no? ;)
Ernesto